Cómo afrontar las críticas dentro del matrimonio

Muchas causas de divorcio comienzan a madurarse tras las críticas entre los cónyuges. Cada cónyuge viene con distintas costumbres y su convergencia no siempre es armoniosa como esperamos. Saber cómo afrontar las críticas dentro del matrimonio es fundamental para evitar pensar en el divorcio como medio de escape.

Las sorpresas del matrimonio

Las críticas en el matrimonio pueden ser de forma unilateral o mutua. Muchas de éstas responden a las costumbres familiares o la personalidad de cada cónyuge. En la etapa del noviazgo solo se muestra parte de las costumbres y de la personalidad. Más en el matrimonio se van descubriendo lados que pueden causar sorpresas en ambos lados, tanto positivas como negativas.

Crítico y criticado

Así los cónyuges se convierten en crítico y criticado. El crítico cuestiona una acción, forma o costumbre que le parece no apropiada a cómo él se formó. En esta circunstancia el criticado puede hacer más que enfadarse, comenzar un pleito, romper en llanto o pensar en el divorcio. No siempre el crítico tiene la razón y el cónyuge criticado tiene la oportunidad de entrabar una conversación que en lugar de distanciar la unión matrimonial. Esta misma oportunidad la tiene el que suele criticar.

Lo útil de la autocrítica

De forma unilateral nadie debe permitir una descalificación, ya que no se trata de la persona sino de las acciones que se realizan. La auto-crítica es sumamente importante para darse cuenta si la crítica recibida tiene lógica. Es esta etapa debemos descartar respuestas como “yo soy así y moriré así”. Luego debe venir el compromiso por rectificar aquello que se deba mejorar. Sin embargo no se debe caer en asumir una crítica que no corresponde, exponiendo su parecer de forma muy calmada.

Esta forma de afrontar las críticas dentro del matrimonio debe acompañarse con una conversación franca entre cónyuges, exponiendo todo aquello que no gusta mutuamente, buscando las formas de darle solución, sin afectar la relación matrimonial sino fortaleciéndola.

Foto: unavidadiferente.bligoo.com