Cómo asegurarse que la obligación de alimentos llegue a su destino

El divorcio de un matrimonio con hijos estipula por ley que los menores de edad gocen de los alimentos correspondientes. Dejando de lado los casos en los que algunos padres no quieren asumir la obligación de alimentos, existen aquellos que quieren asegurarse que la obligación de alimentos llegue a su destino. Veamos sus razones y algunas ideas para asegurar que sus hijos reciban la protección que necesitan.

Desatención de los hijos por el progenitor custodio

No es la primera vez que un padre se queja de que el dinero correspondiente a la obligación de alimentos no se emplea para los fines que manda la ley, el sustento de los hijos. Es cierto que en la mayoría de los casos a los hijos no les falta alimentación pero en cuanto a vestimenta, educación, recreación y demás gastos que les corresponden suele haber una clara desatención. A veces la cuota impuesta es más de los que se necesita para criar a un hijo e incluso para satisfacer sus necesidades de acuerdo con su edad. Pero la falta de visión del custodio (generalmente la madre) se olvida del futuro de los mismos, olvidándose del ahorro y gastando en atenciones muy personales.

Cumplimiento de la obligación de alimentos

Cuando por parte de los cónyuges que se divorcian no existe un consenso en cuanto a las obligaciones respecto a los hijos, es el juez el que las impone de a cuerdo a los ingresos de los cónyuges. Entonces si usted ve, o presiente que la obligación de alimentos no se está cumpliendo usted puede estar en su derecho de pedir una rendición de cuentas. En caso de no verse satisfecho (-a) con estas usted puede remitir la observación correspondiente al juez a través de su abogado.

Con esto valorizamos la observación de progenitor no custodio, el cual no solo se conforma con dar una cantidad de dinero para cubrir la obligación de alimentos para los hijos sino que se preocupa que este llegue a su destino.

Foto: elsiglodetorreon.com.mx