El divorcio es un hecho muy doloroso en la vida de las personas, ya que implica un fracaso en la vida sentimental de las mismas.

Muchas personas logran tomar el hecho de divorciarse como el puntapié inicial para rearmar su vida, entendiendo que el matrimonio puede simplemente no funcionar. Sin embargo, otras personas no logran reencontrarse con la armonía en sus vidas.

Las separaciones más difíciles

En general, las separaciones más difíciles son aquellas en las que existen sentimientos encontrados entre decidir separarse y seguir luchando por la pareja.

Cuando la ruptura es por causa de una infidelidad, por ejemplo, puede ser muy difícil reencontrarse con la armonía espiritual como para reformular una nueva vida en pareja. Esta es una de las situaciones en la cual las personas pueden caer en un pozo, sin saber cómo salir.

Tres consejos útiles para volver a la armonía

Cuando se está atravesando por una situación dolorosa, de pérdida, como es una separación, es bueno tener en cuenta los siguientes consejos para sentirse en armonía con uno mismo.

  • No aislarse. Muchas personas ante las situaciones dolorosas se aíslan. Con esto realmente no se gana nada. Es recomendable compartir su tiempo en familia y visitar viejas amistades.
  • No dejar de hacer lo que a uno le hace bien. Es frecuente ver cómo las personas que se sienten tristes dejan de hacer aquellas cosas que les hacen bien. Aunque cueste más tomar la iniciativa, es recomendable continuar con aquellas actividades que nos agradan.
  • Aprender de los errores. Cuando nos sentimos culpables por algún error que hemos cometido, lo mejor es analizarlos para aprender de ellos y no repetirlos en el futuro. No sirve mortificarnos con nuestros errores si no vamos a aprender de ellos para ser mejores.