Se considera que una persona comete adulterio, cuando, estando casada, mantiene una unión sexual con otra persona, diferente del cónyuge.

A lo largo de la historia se discutió mucho sobre el adulterio, algunos lo consideraban un delito, otros no, colocándolo en un plano más moral. En la actualidad, son realmente pocos los países de América Latina que condenan al adulterio penalmente.

Dejando de lado la cuestión legal, el adulterio es una de las principales causas de divorcio.

Cómo probar que se ha cometido adulterio

Para probar que una persona ha cometido adulterio, debería evidenciarse el acceso carnal, lo que dificulta mucho las cosas. Sin embargo, existen otras pruebas que pueden ayudar a evidenciar el adulterio, como fotos comprometedoras o salidas sospechosas.

En algunos casos, el nacimiento de un hijo cuyo padre no es el cónyuge de la supuesta adúltera, podría probar firmemente que se ha cometido adulterio.

Consecuencias del adulterio

Las consecuencias del adulterio pueden ser varias, entre las que citaremos:

  • El divorcio.
  • Disminución de derechos sobre los hijos, si los hubiera (por ejemplo: patria potestad o custodia).
  • Consecuencias psicológicas en los hijos, si los hubiera.
  • Consecuencias psicológicas en el cónyuge que realiza la demanda.