El divorcio contencioso, opuesto al divorcio de mutuo acuerdo, es solicitado por uno de los cónyuges, sin tener el consentimiento del otro. En este tipo de divorcio se acciona de otro modo (diferente al de mutuo acuerdo) y no se necesita alegar ninguna causa.

¿Cuándo puede solicitarse el divorcio contencioso?

Como dijimos, no se necesita alegar ninguna causa para solicitar el divorcio contencioso. Solamente debe transcurrir un tiempo desde la celebración del matrimonio, que puede variar según las leyes vigentes. En muchos lugares, se habla de un período de tres meses.

Existen causas por las cuales puede solicitarse el divorcio contencioso antes de transcurrido el tiempo que la ley establece. Entre estas causas pueden incluirse cualquier situación que signifique un riesgo para la vida, la libertad, o la integridad física o moral de cualquiera de los cónyuges o de los hijos, si los hubiere.

Demanda de divorcio

Para iniciar el trámite de divorcio, el cónyuge interesado en hacerlo deberá presentar, con la ayuda de un abogado, una demanda de divorcio.

Si en esta demanda el cónyuge pusiera las causantes del divorcio (como por ejemplo, una infidelidad), deberá probar todas estas acusaciones con testigos, fotos, grabaciones y, como es de esperar, con las declaraciones de ambos cónyuges.