Sin separación hay derecho a la herencia

A veces nos acostumbrados a hacer las cosas a última hora o simplemente no las hacemos. Esto sucede incluso a la hora de divorciarse legalmente. Cuando uno de los cónyuges fallece, temas como la herencia pueden quedar confusos respecto al cónyuge viudo.

Tipo de conciliación conyugal

No siempre se quiere ventilar los problemas conyugales. Y muchas veces sin recurrir a los abogados, las leyes y los juzgados los cónyuges acuerdan la forma de vivir bajo un mismo techo pero sin las obligaciones propias de un matrimonio. En este tipo convivencia pueden haber hijos o no. El caso es que la vida no la tenemos comprada y tarde o temprano nos llega la muerte a todos. Si uno de los cónyuges fallece ante una separación no formalizada el cónyuge viudo tiene derecho a la herencia.

El divorcio y la herencia

En realidad si una pareja se divorcia, cada una pierde el derecho de la otra parte de recibir el usufructo de la herencia. Caso distinto ocurre cuando después de separarse la pareja se reconcilian y notifican este hecho por separado al juzgado que tuvo conocimiento del hecho. Sin embargo si no ha existido un formalidad legal en la separación y mucho menos ha existido divorcio, ambos cónyuges siguen casados.

Cuando fallece un cónyuge

Al fallecer una persona, en este caso uno de los cónyuges, pueden presentarse dos situaciones, que exista testamento y que no. En ambos casos el cónyuge viudo le corresponde como legítima el usufructo de un tercio. Luego, pueden darse varias situaciones cuando uno de los cónyuges fallece para definir la repartición el resto de la legítima y de la herencia. Las variables son la existencia de hijos, padres del cónyuge difunto, voluntad escrita en el testamento, etc.

Por último, en tales situaciones es muy prudente contar con la asesoría de un abogado de su confianza. Y recuerde que si no hay separación, hay derecho a la herencia.

Foto: flickr.com/photos/antoniotajuelo/3656462617