Solucionando los conflictos en la pareja

Algunos pueden decir que el divorcio es la mejor solución para los conflictos. Sin embargo, dependiendo del caso, el divorcio no soluciona los conflictos, solo lo posterga para reanudarse con otras personas. Lo que comenzó como una ilusión, continuó como un matrimonio o unión de dos personas y produjo frutos (los hijos) puede continuar sabiendo cómo solucionar los conflictos en parejas.

Analizando a los conflictos

Los conflictos no son exclusivos de las parejas casadas (en matrimonio) estos se dan en las distintas etapas de la unión entre parejas. Así, se pueden producir desde las etapas de enamoramiento, noviazgo, unión libre (o concubinato) y en el matrimonio. Pero lo interesante de los conflictos entre pareja es que no solo deben ser visto desde un enfoque negativo. Los conflictos brindan oportunidades”. Es decir, los conflictos son oportunidades para que las parejas se puedan conocer más y puedan trabajar juntos para encontrar el equilibrio perdido.

Antes que nada, los conflictos son todas aquellas situaciones, acciones u opiniones que frustran o frenan las metas de la pareja. Esto significa muchas veces que uno de los dos no esta de acuerdo con la forma de pensar o accionar del otro. De lo contrario, ambos compartirían la misma idea y por ende no existirían conflictos.

Primeros y grandes pasos para solucionar los conflictos

Los conflictos no solo son sinónimo de “peleas” sino que también se les aplica el concepto de “diferencias” entre la pareja. Cuando surge alguno, primeramente debemos romper el hielo, conversando. Muchas veces culpamos y hacemos reproche de la pareja. Sin embargo perdemos el verdadero objetivo de nuestra intranquilidad, nuestro sentir. Este sentir debe ser compartido con la pareja: “Así como también me haces sentir alegre en ciertas situaciones, en otras me siento de esta manera cuando haces o dices tales cosas”.

Nunca es tarde para comenzar a solucionar los conflictos. Para hacerlo hay que ser objetivos mirando en cada uno, rompiendo el hielo y compartiendo el sentir generado mediante la conversación. La mayoría de conflictos tienen solución inmediata y no necesariamente se encuentra a través del divorcio sino del diálogo.

Foto: flickr.com/photos/nestorgalina/1459629363