El divorcio es el reflejo del fracaso matrimonial, por lo tanto representa un hecho muy doloroso tanto en las mujeres, como en los hombres que lo atraviesan.

Muchas veces se cree que los hombres no sufren tanto como las mujeres el hecho de divorciarse, sin embargo esto no es cierto, los hombres sufren tanto como las mujeres ante el fracaso matrimonial.

Nuevos problemas

El divorcio, independientemente del sexo, es un hecho muy impactante en la vida de las personas, que desestabiliza en todos los aspectos al individuo llevándolo a vivir episodios de grandes tensiones.

En lo que respecta a los hombres, el divorcio puede traer acarreados otros problemas. Uno de ellos es el hecho de que, generalmente, es el hombre quien se marcha de casa luego del divorcio. Con esto se crea la necesidad de adaptarse a un nuevo hogar, en el cual el hombre vive en soledad, con todo lo que eso implica.

Por otro lado, si hay hijos, el hombre tiene que enfrentar la nueva realidad de las visitas, dejando de lado la convivencia diaria que existía hasta ese entonces.

Algunos consejos para salir adelante

Si bien superar una separación es una tarea difícil, que lleva mucho tiempo, los siguientes son algunos consejos para hacer un poco menos arduo el camino de la superación:

  • No intente rearmar su vida rápidamente. Vaya despacio, primero debe superar la separación, luego puede conocer a otras personas, pero no se apure a querer formar una relación formal muy rápidamente, ya que puede arruinarlo todo.
  • No se apegue demasiado al trabajo. No llene sus vacíos con trabajo, esto no es bueno. Necesita rearmar su vida social fuera del trabajo, esto es muy importante para superar la separación.
  • No culpe a sus hijos. Despoje de todo sentimiento de culpa a sus hijos, si no lo hace, esto afectará negativamente a su relación padre – hijo.