Cómo es el divorcio en Francia

Muchas veces sabemos bien, muy poco o mera idea de lo que es el divorcio en nuestro país y resulta curioso preguntarnos como es el divorcio en otros lugares del planeta. Así nace la pregunta de esta oportunidad. ¿Cómo es el divorcio en Francia? En resumen, tiene el mismo fin que en nuestro país, pero veamos algunos detalles interesantes.

Las circunstancias del divorcio en Francia

El divorcio en Francia puede darse en tres circunstancias. Divorcio de mutuo acuerdo cuando es solicitado por uno de los cónyuges con el consentimiento del otro (dejando al juez la decisión de regular las consecuencias del proceso) o por demanda conjunta (ambos cónyuges presentan al juez un proyecto de convenio). Además se da cuando ha cesado la convivencia conyugal (mínimo de 6 años o por incapacidad mental de uno de los cónyuges) o por incumplimiento de los deberes conyugales (en donde exista una falta grave, haciendo la vida conyugal insoportable).

Los efectos del divorcio en Francia

Los efectos jurídicos del divorcio en Francia a nivel personal entre los cónyuges es el cese de la fidelidad, convivencia y la asistencia. Es decir que ambos cónyuges vuelven a ser libres para volver a casarse (la mujer debe esperar 300 días). Además cada cónyuge recobra el uso de su apellido (la esposa puede conservar el apellido del esposo en ciertos casos). Los bienes se reparten de acuerdo a la liquidación del régimen matrimonial, salvo por culpa de uno de los cónyuges (éste no recibe parte otorgada por el esposo). Los hijos dentro de un divorcio en Francia no sufren consecuencias particulares ya que ambos progenitores deben seguir aportando a su mantenimiento y educación. Pese a que el divorcio en Francia extingue la obligación de asistencia mutua, hay casos en la que el cónyuge no demandante puede reclamar una pensión alimenticia o cuando como consecuencia del divorcio se produce una disparidad en las condiciones de vidas respectivas.

En resumen, los puntos más saltantes del divorcio en Francia tiene en esencia la misma finalidad que en muchos otros países, igualmente se protegen los derechos de los hijos a la par que se resuelven los problemas de los cónyuges.

Foto: flickr.com/photos/leoplus/3119502701