La pensión de alimentos es una obligación que tiene aquel padre que no convive con su hijo para con el mismo. Esta obligación asegura que el niño goce de las necesidades básicas como alimentarse y vestirse, entre otras. Sin embrago, muchas veces la obligación de la pensión de alimentos cesa por diferentes motivos.

Causas del cese de la pensión de alimentos

Las causas que llevan al cese de esta obligación son las siguientes:

  • Deceso de quien recibe la pensión.
  • Imposibilidad económica de quien debe prestar los alimentos.
  • Ejercicio de un oficio o profesión de quien recibe la pensión, en tanto que la pensión no le sea necesaria para subsistir.
  • Desheredación de quien recibe la pensión. Esto puede suceder a causa de una falta por parte de quien recibe la pensión.
  • Mala conducta o falta de aplicación en lo laboral de quien recibe la pensión, causante de la necesidad de la misma.

¿Qué sucede si quien presta la pensión fallece?

Cuando la persona que presta la pensión de alimentos fallece, esta obligación queda extinguida. Sin embargo, en este punto es importante aclarar que si hubieran quedado deudas pendientes, estas pueden ser reclamadas, quedando a cargo de las mismas los herederos del difunto.