Cuando una pareja decide ponerle fin a su matrimonio, es muy habitual que uno de los cónyuges decida rehacer su vida sentimental, conociendo y saliendo con nuevas personas. Pero si en ese momento el divorcio no ha sido concretado legalmente, ¿es bueno esto o puede traer conflictos?

Decisión individual o decisión mutua

Las separaciones matrimoniales pueden iniciarse de dos maneras: cuando ambos cónyuges deciden separarse, o bien, cuando sólo uno de ellos desea hacerlo.

El hecho de que se generen conflictos por salir con otras personas, antes de que el divorcio se concrete, depende generalmente de cómo se inició el proceso de separación, es decir, si se inició por un acuerdo mutuo o si sólo uno de los integrantes de la pareja deseaba separarse.

Generalmente, los conflictos ante nuevas relaciones se generan en aquellas separaciones en que sólo uno de los integrantes del matrimonio deseaba separarse. En estos casos, es posible que se generen conflictos a causa del dolor que siente aquel integrante que no deseaba separarse.

Cómo evitar los conflictos

Lo recomendable para evitar que se generen conflictos es evitar las nuevas relaciones antes de que se concrete legalmente el divorcio, en especial en aquellas relaciones en que la separación fue una decisión tomada sólo por una de las partes de la pareja.

Pero si conocemos a alguien antes de que se concrete legalmente el divorcio, lo más indicado es ser discreto y respetuoso de la ex pareja. No nos olvidemos que más allá de los conflictos que esto pueda traernos, es importante respetar los sentimientos y el dolor de quien ha sido nuestra pareja durante algún tiempo.